Casa en El Peumo

2015-2017. En construcción.

Esta casa se ubica en una meseta ventosa de arena oscura, rodeada de pinos y cipreses, que alcanza a divisar a lo lejos el Océano Pacífico. El proyecto se plantea como un refugio ordenado en torno a un recinto central, que propicia la estancia en común, y se abre al paisaje a partir de su orden interno.

La casa se compone de un basamento cuadrado que alberga en su centro un recinto cuadrado menor, donde se puede cocinar comer y compartir. De él se desprenden como tentáculos cuatro piezas, conformando cuatro patios rectangulares en las esquinas, rotados 90˚ uno respecto del otro. Tres de ellos están protegidos del viento y abiertos al uso, y un cuarto contiene una huerta. Las piezas enfrentan en primer plano el exterior fuera del basamento y se cierran hacia los patios mediante muros que acogen como un estuche los ventanales del recinto central. El centro, en cambio, se abre al exterior de arena mediado por los muros perpendiculares que conforman los patios del basamento.

La estructura se proyecta íntegramente en madera de pino laminada, sin uniones metálicas expuestas. El cielo de las piezas es plano, mientras que el del área común tiene pendientes a cuatro aguas con una lucarna marcando el centro. Un alero horizontal recorre todo el perímetro del pabellón. El techo, emballetado de zinc, conecta sus vértices con los de la lucarna superior, siguiendo una figura de remolino. La asimetría de las tres aguas sobre cada tentáculo se repite 4 veces rotando simétricamente 90˚, haciendo visible desde el exterior el movimiento interior que rige la planta.